Seleccionar página

D. Fernando Mañó nuevo párroco de l’Alcúdia

Después de 9 años caminando juntos, la Diócesis ha decidido un nuevo destino para nuestro querido párroco D. Fernando Mañó. Será la parroquia San Andreu de l’Alcúdia (Valencia).

El 9 de octubre de 2011, D. Fernando Mañó, llegó a nuestra comunidad procedente de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de El Verger.  Llegaba para suceder a D. Joaquín Sendra, que falleció tras 30 años al servicio de nuestra Parroquia.

Desde su llegada, han sido años en los que la Parroquia ha dado importantes pasos para convertirse en una parroquia misionera formada por laicos corresponsables. La adoración Eucarística ha ido ocupando un lugar primordial en la vida de la comunidad. La Parroquia se ha convertido en pionera y referente de las Células Parroquiales de Evangelización en España.  Además se ha realizado una apuesta importante por la  pastoral digital.

D. Fernando Mañó
D. Fernando Mañó, el 9 de octubre de 2011, en su entrada a la Parroquia Ntra. Sra. de Loreto de Jávea.

Ayer, 1 de julio de 2020, la Diócesis de Valencia ha hecho oficial a través de su página web el nombramiento de D. Fernando Mañó como párroco de la parroquia San Andreu de l’Alcúdia (Valencia).Aun no se han comunicado las fechas de entrada y salida, ni tampoco la identidad de nuestro nuevo párroco.

Momento de transición y de orar por D. Fernando, el nuevo párroco y la Parroquia

En este momento como comunidad afrontamos un proceso de transición inesperado en el que se nos invita a vivir unidos con la mirada fija en el Señor y siempre abiertos a la acción del Espíritu Santo.  

Oremos con fe y esperanza al Señor, pidiendo la intercesión de nuestra Patrona, por el nuevo párroco, para que sea el pastor que Dios ha soñado para este momento de la historia de nuestra comunidad. Que el Espíritu Santo lo ayude en esta nueva etapa y pueda sentirse acogido y amado por todos nosotros.

Abracemos a D. Fernando Mañó, con nuestras oraciones, dando a gracias al Señor por todo lo bueno que ha hecho en nosotros y en nuestra comunidad por medio de él, recemos por su nueva Parroquia y su nueva misión. Que el  Espíritu Santo lo cubra con su gracia, derrame sus siete dones y lo ayude siempre. Ven, Espíritu Santo.